área profesional | servicio coordinación urgencias 948 480 490

DETECCIÓN PRECOZ DE LOS TRASTORNOS DE REFRACCIÓN Y AMBLIOPIA

Servicio de Oftalmología de Clínica San Miguel.

La Dra. Natalia Arruti, oftalmóloga y Raquel Rípodas, optometrista, nos advierten en este artículo sobre la importancia de la detección precoz de los trastornos de refracción y ambliopia para que su tratamiento en cuanto a la visión final sea exitoso.

Muchos de los problemas visuales ocurren durante la infancia, antes de los 8 años de edad, pudiendo tener una gran repercusión en el futuro de los niños.

 

 

Existen distintos tipos de alteraciones visuales. Las más comunes son:

  • Ojo vago (ambliopía).
  • Desalineaciones o desviaciones oculares (estrabismos).
  • Problemas acomodativos.
  • Defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo).

Es importante detectar y tratar cuanto antes estos problemas. Más de la mitad de los estrabismos y de las ambliopías ocurren antes de los 3 años.

El sistema visual de los bebés está bastante desarrollado a los 6 meses de vida, luego se pueden identificar la mayoría de los problemas a esa edad.

La mayoría de los expertos en oftalmología infantil recomiendan examinar a recién nacidos y lactantes en busca de alteraciones oculares y defectos de alineación ocular.
En este grupo de edad es importante conocer los antecedentes familiares y personales. También se debe realizar una exploración externa así como una evaluación de la motilidad ocular. Es importante detectar el reflejo rojo y realizar un examen pupilar. Se puede realizar también la conocida como “prueba de oclusión unilateral” que consiste en ocluir un ojo del recién nacido y observar su reacción. Si el recién nacido no ve bien con uno de sus ojos, cuando se le ocluya el ojo con el que ve mejor, llorará.

A partir de los 3 años de edad es cuando ya se puede examinar la agudeza visual de cada ojo por separado.

Existen diferentes métodos de exploración de agudeza visual en niños, que van desde los optotipos de figuras hasta los optotipos de números y letras, más adecuados para los niños mayores que saben leer.

visual

 

opto2Pese a que no existe un consenso respecto al momento idóneo para la exploración oftalmológica infantil, una recomendación que seguimos muchos oftalmológos es la de indicar revisiones oftalmológicas a los 6 meses, al año, a los 18 meses y a los 3 años.
Los pediatras examinan la agudeza visual de los niños como parte de sus revisiones, luego son capaces de detectar muchos de los problemas visuales existentes y así derivarlos al oftalmólogo.

El objetivo primordial de la detección precoz (ambliopía, trastornos de refracción, estrabismos, etc.) es el tratamiento temprano, ya que el tratamiento de estos trastornos es eficaz.

Existen distintas herramientas de tratamiento:

  • Gafas: corrigen los defectos de refracción y algunos tipos de estrabismos.
  • Oclusión: corrige ambliopías y algunos tipos de estrabismos.
  • Penalizaciones visuales (filtros o tratamiento tópico farmacológico): corrige ambliopías y algunos tipos de estrabismos.
  • Terapia visual: corrige estrabismos latentes y problemas de acomodación.
  • Cirugía: corrige estrabismos.

Los resultados del tratamiento en cuanto a la visión final son excelentes si éste se empieza antes de los 3 años, buenos antes de los 6, pobres a partir de esta edad y muy pobres a partir de los 10 años. Este es el motivo por el cual es muy importante su detección precoz.

 

Compartir