área profesional | servicio coordinación urgencias 948 480 490

Ignacio Oficialdegui, el polarista que cuida su salud con IMQ Navarra

[:mu]Ignacio Oficialdegui, junto con Ramón Larramendi, Manuel Oliverira e Hilo Moreno, viajará 2.000 kilómetros en un trineo impulsado con energía eólica y recogerá datos para 10 proyectos científicos relacionados con el cambio climático, la búsqueda de vida en el hielo o la meteorología.
La expedición recorrerá durante 50 días una de las zonas más inhóspitas y desconocidas de la Antártida con temperaturas inferiores a 50 grados bajo cero. Viajarán en el Trineo de Viento, un vehículo impulsado con energía eólica, con el fin de cambiar el modelo logístico del trabajo científico en la Antártida, creando una base móvil. Ignacio Oficialdegui, biólogo y experto en energías renovables, explica que «si el mismo recorrido que vamos a realizar lo llevara a cabo un convoy tradicional, se necesitarían 40.000 litros de gasoil».

Para esta aventura, Ignacio Oficialdegui ha confiado su salud en IMQ Navarra y Clínica San Miguel realizando un chequeo élite: «La prevención es clave, debemos estar preparados ante cualquier eventualidad. El protocolo que exigen los comités implican que nuestro estado de salud sea óptimo, porque el rescate en el Polo Norte es muy complicado».[:fe]Ignacio Oficialdegui, junto con Ramón Larramendi, Manuel Oliverira e Hilo Moreno, viajará 2.000 kilómetros en un trineo impulsado con energía eólica y recogerá datos para 10 proyectos científicos relacionados con el cambio climático, la búsqueda de vida en el hielo o la meteorología.
La expedición recorrerá durante 50 días una de las zonas más inhóspitas y desconocidas de la Antártida con temperaturas inferiores a 50 grados bajo cero. Viajarán en el Trineo de Viento, un vehículo impulsado con energía eólica, con el fin de cambiar el modelo logístico del trabajo científico en la Antártida, creando una base móvil. Ignacio Oficialdegui, biólogo y experto en energías renovables, explica que «si el mismo recorrido que vamos a realizar lo llevara a cabo un convoy tradicional, se necesitarían 40.000 litros de gasoil».

Para esta aventura, Ignacio Oficialdegui ha confiado su salud en IMQ Navarra y Clínica San Miguel realizando un chequeo élite: «La prevención es clave, debemos estar preparados ante cualquier eventualidad. El protocolo que exigen los comités implican que nuestro estado de salud sea óptimo, porque el rescate en el Polo Norte es muy complicado».[:pa]Ignacio Oficialdegui, junto con Ramón Larramendi, Manuel Oliverira e Hilo Moreno, viajará 2.000 kilómetros en un trineo impulsado con energía eólica y recogerá datos para 10 proyectos científicos relacionados con el cambio climático, la búsqueda de vida en el hielo o la meteorología.
La expedición recorrerá durante 50 días una de las zonas más inhóspitas y desconocidas de la Antártida con temperaturas inferiores a 50 grados bajo cero. Viajarán en el Trineo de Viento, un vehículo impulsado con energía eólica, con el fin de cambiar el modelo logístico del trabajo científico en la Antártida, creando una base móvil. Ignacio Oficialdegui, biólogo y experto en energías renovables, explica que «si el mismo recorrido que vamos a realizar lo llevara a cabo un convoy tradicional, se necesitarían 40.000 litros de gasoil».

Para esta aventura, Ignacio Oficialdegui ha confiado su salud en IMQ Navarra y Clínica San Miguel realizando un chequeo élite: «La prevención es clave, debemos estar preparados ante cualquier eventualidad. El protocolo que exigen los comités implican que nuestro estado de salud sea óptimo, porque el rescate en el Polo es muy complicado».[:au]Ignacio Oficialdegui, junto con Ramón Larramendi, Manuel Oliverira e Hilo Moreno, viajará 2.000 kilómetros en un trineo impulsado con energía eólica y recogerá datos para 10 proyectos científicos relacionados con el cambio climático, la búsqueda de vida en el hielo o la meteorología.
La expedición recorrerá durante 50 días una de las zonas más inhóspitas y desconocidas de la Antártida con temperaturas inferiores a 50 grados bajo cero. Viajarán en el Trineo de Viento, un vehículo impulsado con energía eólica, con el fin de cambiar el modelo logístico del trabajo científico en la Antártida, creando una base móvil. Ignacio Oficialdegui, biólogo y experto en energías renovables, explica que «si el mismo recorrido que vamos a realizar lo llevara a cabo un convoy tradicional, se necesitarían 40.000 litros de gasoil».

Para esta aventura, Ignacio Oficialdegui ha confiado su salud en IMQ Navarra y Clínica San Miguel realizando un chequeo élite: «La prevención es clave, debemos estar preparados ante cualquier eventualidad. El protocolo que exigen los comités implican que nuestro estado de salud sea óptimo, porque el rescate en el Polo Norte es muy complicado».[:em]Ignacio Oficialdegui, junto con Ramón Larramendi, Manuel Oliverira e Hilo Moreno, viajará 2.000 kilómetros en un trineo impulsado con energía eólica y recogerá datos para 10 proyectos científicos relacionados con el cambio climático, la búsqueda de vida en el hielo o la meteorología.
La expedición recorrerá durante 50 días una de las zonas más inhóspitas y desconocidas de la Antártida con temperaturas inferiores a 50 grados bajo cero. Viajarán en el Trineo de Viento, un vehículo impulsado con energía eólica, con el fin de cambiar el modelo logístico del trabajo científico en la Antártida, creando una base móvil. Ignacio Oficialdegui, biólogo y experto en energías renovables, explica que «si el mismo recorrido que vamos a realizar lo llevara a cabo un convoy tradicional, se necesitarían 40.000 litros de gasoil».

Para esta aventura, Ignacio Oficialdegui ha confiado su salud en IMQ Navarra y Clínica San Miguel realizando un chequeo élite: «La prevención es clave, debemos estar preparados ante cualquier eventualidad. El protocolo que exigen los comités implican que nuestro estado de salud sea óptimo, porque el rescate en el Polo Norte es muy complicado».[:]

Compartir