área profesional | servicio coordinación urgencias 948 480 490

La Dra Echávarri -Servicio de Neurología de Clínica San Miguel- habla de trabajo multidisciplinar para abordar el Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer afecta ya a entre 3,5 y 4,8 millones de personas en toda España (incluyendo, pacientes y cuidadores). Al año, el coste del cuidado supone entre 24.000 y 36.000 millones de euros, una cifra que se prevé se duplique en 2030. Es muy importante abordar esta enfermedad de manera multidisciplinar, contando con enfermos, cuidadores, familiares, médicos y personal sanitario y de servicios sociales. “Tenemos que trabajar de forma coordinada para abordarla desde diferentes ámbitos. Es una necesidad”, así reflexiona la Dra. Carmen Echávarri, médico del Servicio de Neurología de la Clínica San Miguel.

El pasado sábado, se celebraba el Día Mundial del Alzheimer. Una jornada de reflexión y una manera muy positiva de acercar a la sociedad la causa y consecuencias de ésta, tanto para pacientes, cuidadores, como para profesionales.

¿Cómo explicaría el estado en el que se encuentra hoy el Alzheimer, el conocimiento de esta enfermedad, así como las personas afectadas por él?
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que de manera progresiva conlleva diferentes tipos de déficit cognitivos, comenzando por la memoria reciente y afectando posteriormente a otras áreas cognitivas como el lenguaje, la orientación, la atención, la capacidad de reconocer cosas o caras, la capacidad de ejecutar o planificar cosas, etc. En la  resonancia magnética, en fases iniciales, o incluso cuando los síntomas no implican aún pérdida en la funcionalidad del día a día, puede verse ya la pérdida de volumen del hipocampo, el área cerebral que mantiene la integridad de la memoria reciente. La causa de enfermedad de Alzheimer es desconocida; en un porcentaje muy bajo de casos puede ser de causa genética (sobre todo en casos de demencia de inicio presenil, en menores de 65 años).
La enfermedad de Alzheimer frecuentemente no es suficientemente comprendida a nivel sociosanitario, y en muchas ocasiones los afectados y sus familias no encuentran los recursos necesarios para comprender y afrontar la enfermedad.

Como médico del Servicio de Neurología de San Miguel, le tocará ver muchos casos, ¿cuáles son los primeros indicios de la enfermedad, cómo se diagnostica y qué medidas se pueden poner en práctica?
Es esencial realizar un diagnóstico precoz ya que existen tratamientos que pueden frenar la evolución de la enfermedad en los estadios iniciales.
En este sentido, en San Miguel, realizamos los estudios neurológicos pertinentes, incluido estudio de resonancia magnética cerebral, que nos permite realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad.
También tenemos que tener en cuenta que no toda persona que tiene fallos de memoria tiene la enfermedad de Alzheimer, y es preciso estudiar cuál puede ser la causa de estos fallos para tratar de corregirlos y mejorar nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo debemos actuar frente al Alzheimer?
El primer paso es el diagnóstico. Es necesario en ese momento iniciar un tratamiento farmacológico para retrasar el avance de la enfermedad e informar a la familia y cuidadores de cuál es la naturaleza de la enfermedad, acompañarles en el proceso.  Lo fundamental es el abordaje multidisciplinar de este tipo de enfermedades, es decir, enfermos, cuidadores y familiares, médicos y personal sanitario, tenemos que trabajar de forma coordinada.

Es muy importante para el desarrollo y evolución de la enfermedad mantener un contexto estable, el dónde se mueven, las personas que lo cuidan, el contexto social y familiar, todo influye. En España y Navarra se están realizando muchas investigaciones y muchos estudios, pero todavía se tienen que dar pasos en el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad, en todos los sentidos.La Enfermedad de Alzheimer afecta ya a entre 3,5 y 4,8 millones de personas en toda España (incluyendo, pacientes y cuidadores). Al año, el coste del cuidado supone entre 24.000 y 36.000 millones de euros, una cifra que se prevé se duplique en 2030. Es muy importante abordar esta enfermedad de manera multidisciplinar, contando con enfermos, cuidadores, familiares, médicos y personal sanitario y de servicios sociales. “Tenemos que trabajar de forma coordinada para abordarla desde diferentes ámbitos. Es una necesidad”, así reflexiona la Dra. Carmen Echávarri, médico del Servicio de Neurología de la Clínica San Miguel.

El pasado sábado, se celebraba el Día Mundial del Alzheimer. Una jornada de reflexión y una manera muy positiva de acercar a la sociedad la causa y consecuencias de ésta, tanto para pacientes, cuidadores, como para profesionales.

¿Cómo explicaría el estado en el que se encuentra hoy el Alzheimer, el conocimiento de esta enfermedad, así como las personas afectadas por él?
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que de manera progresiva conlleva diferentes tipos de déficit cognitivos, comenzando por la memoria reciente y afectando posteriormente a otras áreas cognitivas como el lenguaje, la orientación, la atención, la capacidad de reconocer cosas o caras, la capacidad de ejecutar o planificar cosas, etc. En la  resonancia magnética, en fases iniciales, o incluso cuando los síntomas no implican aún pérdida en la funcionalidad del día a día, puede verse ya la pérdida de volumen del hipocampo, el área cerebral que mantiene la integridad de la memoria reciente. La causa de enfermedad de Alzheimer es desconocida; en un porcentaje muy bajo de casos puede ser de causa genética (sobre todo en casos de demencia de inicio presenil, en menores de 65 años).
La enfermedad de Alzheimer frecuentemente no es suficientemente comprendida a nivel sociosanitario, y en muchas ocasiones los afectados y sus familias no encuentran los recursos necesarios para comprender y afrontar la enfermedad.

Como médico del Servicio de Neurología de San Miguel, le tocará ver muchos casos, ¿cuáles son los primeros indicios de la enfermedad, cómo se diagnostica y qué medidas se pueden poner en práctica?
Es esencial realizar un diagnóstico precoz ya que existen tratamientos que pueden frenar la evolución de la enfermedad en los estadios iniciales.
En este sentido, en San Miguel, realizamos los estudios neurológicos pertinentes, incluido estudio de resonancia magnética cerebral, que nos permite realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad.
También tenemos que tener en cuenta que no toda persona que tiene fallos de memoria tiene la enfermedad de Alzheimer, y es preciso estudiar cuál puede ser la causa de estos fallos para tratar de corregirlos y mejorar nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo debemos actuar frente al Alzheimer?
El primer paso es el diagnóstico. Es necesario en ese momento iniciar un tratamiento farmacológico para retrasar el avance de la enfermedad e informar a la familia y cuidadores de cuál es la naturaleza de la enfermedad, acompañarles en el proceso.  Lo fundamental es el abordaje multidisciplinar de este tipo de enfermedades, es decir, enfermos, cuidadores y familiares, médicos y personal sanitario, tenemos que trabajar de forma coordinada.

Es muy importante para el desarrollo y evolución de la enfermedad mantener un contexto estable, el dónde se mueven, las personas que lo cuidan, el contexto social y familiar, todo influye. En España y Navarra se están realizando muchas investigaciones y muchos estudios, pero todavía se tienen que dar pasos en el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad, en todos los sentidos.La Enfermedad de Alzheimer afecta ya a entre 3,5 y 4,8 millones de personas en toda España (incluyendo, pacientes y cuidadores). Al año, el coste del cuidado supone entre 24.000 y 36.000 millones de euros, una cifra que se prevé se duplique en 2030. Es muy importante abordar esta enfermedad de manera multidisciplinar, contando con enfermos, cuidadores, familiares, médicos y personal sanitario y de servicios sociales. “Tenemos que trabajar de forma coordinada para abordarla desde diferentes ámbitos. Es una necesidad”, así reflexiona la Dra. Carmen Echávarri, médico del Servicio de Neurología de la Clínica San Miguel.

El pasado sábado, se celebraba el Día Mundial del Alzheimer. Una jornada de reflexión y una manera muy positiva de acercar a la sociedad la causa y consecuencias de ésta, tanto para pacientes, cuidadores, como para profesionales.

¿Cómo explicaría el estado en el que se encuentra hoy el Alzheimer, el conocimiento de esta enfermedad, así como las personas afectadas por él?
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que de manera progresiva conlleva diferentes tipos de déficit cognitivos, comenzando por la memoria reciente y afectando posteriormente a otras áreas cognitivas como el lenguaje, la orientación, la atención, la capacidad de reconocer cosas o caras, la capacidad de ejecutar o planificar cosas, etc. En la  resonancia magnética, en fases iniciales, o incluso cuando los síntomas no implican aún pérdida en la funcionalidad del día a día, puede verse ya la pérdida de volumen del hipocampo, el área cerebral que mantiene la integridad de la memoria reciente. La causa de enfermedad de Alzheimer es desconocida; en un porcentaje muy bajo de casos puede ser de causa genética (sobre todo en casos de demencia de inicio presenil, en menores de 65 años).
La enfermedad de Alzheimer frecuentemente no es suficientemente comprendida a nivel sociosanitario, y en muchas ocasiones los afectados y sus familias no encuentran los recursos necesarios para comprender y afrontar la enfermedad.

Como médico del Servicio de Neurología de San Miguel, le tocará ver muchos casos, ¿cuáles son los primeros indicios de la enfermedad, cómo se diagnostica y qué medidas se pueden poner en práctica?
Es esencial realizar un diagnóstico precoz ya que existen tratamientos que pueden frenar la evolución de la enfermedad en los estadios iniciales.
En este sentido, en San Miguel, realizamos los estudios neurológicos pertinentes, incluido estudio de resonancia magnética cerebral, que nos permite realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad.
También tenemos que tener en cuenta que no toda persona que tiene fallos de memoria tiene la enfermedad de Alzheimer, y es preciso estudiar cuál puede ser la causa de estos fallos para tratar de corregirlos y mejorar nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo debemos actuar frente al Alzheimer?
El primer paso es el diagnóstico. Es necesario en ese momento iniciar un tratamiento farmacológico para retrasar el avance de la enfermedad e informar a la familia y cuidadores de cuál es la naturaleza de la enfermedad, acompañarles en el proceso.  Lo fundamental es el abordaje multidisciplinar de este tipo de enfermedades, es decir, enfermos, cuidadores y familiares, médicos y personal sanitario, tenemos que trabajar de forma coordinada.

Es muy importante para el desarrollo y evolución de la enfermedad mantener un contexto estable, el dónde se mueven, las personas que lo cuidan, el contexto social y familiar, todo influye. En España y Navarra se están realizando muchas investigaciones y muchos estudios, pero todavía se tienen que dar pasos en el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad, en todos los sentidos.La Enfermedad de Alzheimer afecta ya a entre 3,5 y 4,8 millones de personas en toda España (incluyendo, pacientes y cuidadores). Al año, el coste del cuidado supone entre 24.000 y 36.000 millones de euros, una cifra que se prevé se duplique en 2030. Es muy importante abordar esta enfermedad de manera multidisciplinar, contando con enfermos, cuidadores, familiares, médicos y personal sanitario y de servicios sociales. “Tenemos que trabajar de forma coordinada para abordarla desde diferentes ámbitos. Es una necesidad”, así reflexiona la Dra. Carmen Echávarri, médico del Servicio de Neurología de la Clínica San Miguel.

El pasado sábado, se celebraba el Día Mundial del Alzheimer. Una jornada de reflexión y una manera muy positiva de acercar a la sociedad la causa y consecuencias de ésta, tanto para pacientes, cuidadores, como para profesionales.

¿Cómo explicaría el estado en el que se encuentra hoy el Alzheimer, el conocimiento de esta enfermedad, así como las personas afectadas por él?
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que de manera progresiva conlleva diferentes tipos de déficit cognitivos, comenzando por la memoria reciente y afectando posteriormente a otras áreas cognitivas como el lenguaje, la orientación, la atención, la capacidad de reconocer cosas o caras, la capacidad de ejecutar o planificar cosas, etc. En la  resonancia magnética, en fases iniciales, o incluso cuando los síntomas no implican aún pérdida en la funcionalidad del día a día, puede verse ya la pérdida de volumen del hipocampo, el área cerebral que mantiene la integridad de la memoria reciente. La causa de enfermedad de Alzheimer es desconocida; en un porcentaje muy bajo de casos puede ser de causa genética (sobre todo en casos de demencia de inicio presenil, en menores de 65 años).
La enfermedad de Alzheimer frecuentemente no es suficientemente comprendida a nivel sociosanitario, y en muchas ocasiones los afectados y sus familias no encuentran los recursos necesarios para comprender y afrontar la enfermedad.

Como médico del Servicio de Neurología de San Miguel, le tocará ver muchos casos, ¿cuáles son los primeros indicios de la enfermedad, cómo se diagnostica y qué medidas se pueden poner en práctica?
Es esencial realizar un diagnóstico precoz ya que existen tratamientos que pueden frenar la evolución de la enfermedad en los estadios iniciales.
En este sentido, en San Miguel, realizamos los estudios neurológicos pertinentes, incluido estudio de resonancia magnética cerebral, que nos permite realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad.
También tenemos que tener en cuenta que no toda persona que tiene fallos de memoria tiene la enfermedad de Alzheimer, y es preciso estudiar cuál puede ser la causa de estos fallos para tratar de corregirlos y mejorar nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo debemos actuar frente al Alzheimer?
El primer paso es el diagnóstico. Es necesario en ese momento iniciar un tratamiento farmacológico para retrasar el avance de la enfermedad e informar a la familia y cuidadores de cuál es la naturaleza de la enfermedad, acompañarles en el proceso.  Lo fundamental es el abordaje multidisciplinar de este tipo de enfermedades, es decir, enfermos, cuidadores y familiares, médicos y personal sanitario, tenemos que trabajar de forma coordinada.

Es muy importante para el desarrollo y evolución de la enfermedad mantener un contexto estable, el dónde se mueven, las personas que lo cuidan, el contexto social y familiar, todo influye. En España y Navarra se están realizando muchas investigaciones y muchos estudios, pero todavía se tienen que dar pasos en el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad, en todos los sentidos.La Enfermedad de Alzheimer afecta ya a entre 3,5 y 4,8 millones de personas en toda España (incluyendo, pacientes y cuidadores). Al año, el coste del cuidado supone entre 24.000 y 36.000 millones de euros, una cifra que se prevé se duplique en 2030. Es muy importante abordar esta enfermedad de manera multidisciplinar, contando con enfermos, cuidadores, familiares, médicos y personal sanitario y de servicios sociales. “Tenemos que trabajar de forma coordinada para abordarla desde diferentes ámbitos. Es una necesidad”, así reflexiona la Dra. Carmen Echávarri, médico del Servicio de Neurología de la Clínica San Miguel.

El pasado sábado, se celebraba el Día Mundial del Alzheimer. Una jornada de reflexión y una manera muy positiva de acercar a la sociedad la causa y consecuencias de ésta, tanto para pacientes, cuidadores, como para profesionales.

¿Cómo explicaría el estado en el que se encuentra hoy el Alzheimer, el conocimiento de esta enfermedad, así como las personas afectadas por él?
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que de manera progresiva conlleva diferentes tipos de déficit cognitivos, comenzando por la memoria reciente y afectando posteriormente a otras áreas cognitivas como el lenguaje, la orientación, la atención, la capacidad de reconocer cosas o caras, la capacidad de ejecutar o planificar cosas, etc. En la  resonancia magnética, en fases iniciales, o incluso cuando los síntomas no implican aún pérdida en la funcionalidad del día a día, puede verse ya la pérdida de volumen del hipocampo, el área cerebral que mantiene la integridad de la memoria reciente. La causa de enfermedad de Alzheimer es desconocida; en un porcentaje muy bajo de casos puede ser de causa genética (sobre todo en casos de demencia de inicio presenil, en menores de 65 años).
La enfermedad de Alzheimer frecuentemente no es suficientemente comprendida a nivel sociosanitario, y en muchas ocasiones los afectados y sus familias no encuentran los recursos necesarios para comprender y afrontar la enfermedad.

Como médico del Servicio de Neurología de San Miguel, le tocará ver muchos casos, ¿cuáles son los primeros indicios de la enfermedad, cómo se diagnostica y qué medidas se pueden poner en práctica?
Es esencial realizar un diagnóstico precoz ya que existen tratamientos que pueden frenar la evolución de la enfermedad en los estadios iniciales.
En este sentido, en San Miguel, realizamos los estudios neurológicos pertinentes, incluido estudio de resonancia magnética cerebral, que nos permite realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad.
También tenemos que tener en cuenta que no toda persona que tiene fallos de memoria tiene la enfermedad de Alzheimer, y es preciso estudiar cuál puede ser la causa de estos fallos para tratar de corregirlos y mejorar nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo debemos actuar frente al Alzheimer?
El primer paso es el diagnóstico. Es necesario en ese momento iniciar un tratamiento farmacológico para retrasar el avance de la enfermedad e informar a la familia y cuidadores de cuál es la naturaleza de la enfermedad, acompañarles en el proceso.  Lo fundamental es el abordaje multidisciplinar de este tipo de enfermedades, es decir, enfermos, cuidadores y familiares, médicos y personal sanitario, tenemos que trabajar de forma coordinada.

Es muy importante para el desarrollo y evolución de la enfermedad mantener un contexto estable, el dónde se mueven, las personas que lo cuidan, el contexto social y familiar, todo influye. En España y Navarra se están realizando muchas investigaciones y muchos estudios, pero todavía se tienen que dar pasos en el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad, en todos los sentidos.

Compartir