área profesional | servicio coordinación urgencias 948 480 490

San Miguel adquiere un nuevo mamógrafo que disminuye hasta en un 30% la dosis de rayos x

Clínica San Miguel, nuestro centro de referencia en Pamplona, ha adquirido un nuevo mamógrafo Siemens Inspiration Prime, que reduce hasta en un 30% la dosis de rayos X que recibe la paciente durante la prueba. La tecnología con la que cuenta este equipo, como explica el Dr. Pedro Luis Alejandre -médico radiólogo en la Clínica San Miguel- implica la disminución de la radiación “sin comprometer la calidad de la imagen”, convirtiendo este equipo en el único en Navarra que permite la posibilidad de reducir la dosis de radiación.

El nuevo mamógrafo permite la realización de mamografías sin rejilla antidifusora, lo que supone una disminución “significativa”, apunta el Dr. Alejandre, de la dosis de rayos X. La radiación difusa generada se elimina con un nuevo software y algoritmo de reconstrucción, optimizando la calidad de la imagen. A esto se suman características específicas del nuevo tubo de rayos X que incluyen diferentes combinaciones de selección de ánodo y filtro, así como el control automático de la exposición.

REDUCCIÓN DE LAS MOLESTIAS DE LA PRUEBA
El diseño ergonómico de este nuevo equipo dispone de una compresión mamaria optimizada para cada paciente con nivel máximo individualizado, lo que reduce considerablemente la incomodidad de la prueba.. “Desde que utilizamos el nuevo equipo con las pacientes, sí que hemos percibido que las mujeres han notado menos molestias durante la realización de la mamografía”, explica el Dr. Alejandre.

El mamógrafo, Siemens Inspiration Prime digital de campo completo, ofrece además la  posibilidad de realizar estudios de tomosíntesis, que consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama, permitiendo una mayor visibilidad de posibles lesiones en el pecho.

FUNCIONAMIENTO DE LA TOMOSÍNTESIS
El equipo efectúa una rotación de 50° y realiza un total de 25 proyecciones de la mama con muy baja dosis de radiación, mediante un movimiento isocéntrico del tubo de rayos X, describiendo un arco alrededor de la mama.

Esto conlleva la adquisición de imágenes múltiples en diversos ángulos. Posteriormente, realiza un procesado de alta definición, aplicando algoritmos de reconstrucción optimizados, y obteniendo imágenes de 1 mm de espesor que son estudiadas en monitores de alta resolución y archivadas digitalmente.

INCREMENTO DE LA TASA DE DETECCIÓN PRECOZ
Es conocida la falta de sensibilidad de la mamografía convencional en mamas densas, principalmente por la superposición de estructuras en una imagen bidimensional, de una estructura tridimensional como es la mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy importante, ya que supone un tratamiento menos invasivo y un pronóstico mejor. “Con la adición de la tomosíntesis a la mamografía convencional damos un paso adelante en este sentido, ya que ha demostrado ser una herramienta de ayuda en los procedimientos radiológicos diagnósticos en la detección precoz del cáncer de mama”, afirma el Dr. Alejandre, miembro del equipo de Radiodiagnóstico de Clínica San Miguel. Según especialistas en la materia, la tomosíntesis supone el mayor avance en el diagnóstico mamario desde el desarrollo de la resonancia magnética.

La tomosíntesis aumenta la seguridad en el diagnóstico, permitiendo separar unas estructuras de otras, reduciendo la superposición de tejidos especialmente en mamas densas, lo que delimita mejor las lesiones. Esto permite aumentar la sensibilidad del estudio con imágenes más claras, con “más contraste y mejor visualización de los márgenes, forma, tamaño y espiculaciones de las lesiones”, como indica el Dr. Pedro Luis Alejandre.

Todo ello tiene implicaciones prácticas para las pacientes, aumentando la tasa de detección de cánceres (especialmente los invasivos) hasta un 40%, respecto de una mamografía convencional.

Disminuye, asimismo, la tasa de rellamadas al paciente (30-40% menos), “evita controles de seguimiento a corto plazo, estudios complementarios innecesarios (incluso biopsias) y la ansiedad que ello añade a las pacientes”, apunta el médico.

En resumen, con esta nueva mamografía 3D de baja dosis se consigue un aumento de sensibilidad y especificidad de la prueba al eliminar la superposición de tejidos.Clínica San Miguel, nuestro centro de referencia en Pamplona, ha adquirido un nuevo mamógrafo Siemens Inspiration Prime, que reduce hasta en un 30% la dosis de rayos X que recibe la paciente durante la prueba. La tecnología con la que cuenta este equipo, como explica el Dr. Pedro Luis Alejandre -médico radiólogo en la Clínica San Miguel- implica la disminución de la radiación “sin comprometer la calidad de la imagen”, convirtiendo este equipo en el único en Navarra que permite la posibilidad de reducir la dosis de radiación.

El nuevo mamógrafo permite la realización de mamografías sin rejilla antidifusora, lo que supone una disminución “significativa”, apunta el Dr. Alejandre, de la dosis de rayos X. La radiación difusa generada se elimina con un nuevo software y algoritmo de reconstrucción, optimizando la calidad de la imagen. A esto se suman características específicas del nuevo tubo de rayos X que incluyen diferentes combinaciones de selección de ánodo y filtro, así como el control automático de la exposición.

REDUCCIÓN DE LAS MOLESTIAS DE LA PRUEBA
El diseño ergonómico de este nuevo equipo dispone de una compresión mamaria optimizada para cada paciente con nivel máximo individualizado, lo que reduce considerablemente la incomodidad de la prueba.. “Desde que utilizamos el nuevo equipo con las pacientes, sí que hemos percibido que las mujeres han notado menos molestias durante la realización de la mamografía”, explica el Dr. Alejandre.

El mamógrafo, Siemens Inspiration Prime digital de campo completo, ofrece además la  posibilidad de realizar estudios de tomosíntesis, que consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama, permitiendo una mayor visibilidad de posibles lesiones en el pecho.

FUNCIONAMIENTO DE LA TOMOSÍNTESIS
El equipo efectúa una rotación de 50° y realiza un total de 25 proyecciones de la mama con muy baja dosis de radiación, mediante un movimiento isocéntrico del tubo de rayos X, describiendo un arco alrededor de la mama.

Esto conlleva la adquisición de imágenes múltiples en diversos ángulos. Posteriormente, realiza un procesado de alta definición, aplicando algoritmos de reconstrucción optimizados, y obteniendo imágenes de 1 mm de espesor que son estudiadas en monitores de alta resolución y archivadas digitalmente.

INCREMENTO DE LA TASA DE DETECCIÓN PRECOZ
Es conocida la falta de sensibilidad de la mamografía convencional en mamas densas, principalmente por la superposición de estructuras en una imagen bidimensional, de una estructura tridimensional como es la mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy importante, ya que supone un tratamiento menos invasivo y un pronóstico mejor. “Con la adición de la tomosíntesis a la mamografía convencional damos un paso adelante en este sentido, ya que ha demostrado ser una herramienta de ayuda en los procedimientos radiológicos diagnósticos en la detección precoz del cáncer de mama”, afirma el Dr. Alejandre, miembro del equipo de Radiodiagnóstico de Clínica San Miguel. Según especialistas en la materia, la tomosíntesis supone el mayor avance en el diagnóstico mamario desde el desarrollo de la resonancia magnética.

La tomosíntesis aumenta la seguridad en el diagnóstico, permitiendo separar unas estructuras de otras, reduciendo la superposición de tejidos especialmente en mamas densas, lo que delimita mejor las lesiones. Esto permite aumentar la sensibilidad del estudio con imágenes más claras, con “más contraste y mejor visualización de los márgenes, forma, tamaño y espiculaciones de las lesiones”, como indica el Dr. Pedro Luis Alejandre.

Todo ello tiene implicaciones prácticas para las pacientes, aumentando la tasa de detección de cánceres (especialmente los invasivos) hasta un 40%, respecto de una mamografía convencional.

Disminuye, asimismo, la tasa de rellamadas al paciente (30-40% menos), “evita controles de seguimiento a corto plazo, estudios complementarios innecesarios (incluso biopsias) y la ansiedad que ello añade a las pacientes”, apunta el médico.

En resumen, con esta nueva mamografía 3D de baja dosis se consigue un aumento de sensibilidad y especificidad de la prueba al eliminar la superposición de tejidos.Clínica San Miguel, nuestro centro de referencia en Pamplona, ha adquirido un nuevo mamógrafo Siemens Inspiration Prime, que reduce hasta en un 30% la dosis de rayos X que recibe la paciente durante la prueba. La tecnología con la que cuenta este equipo, como explica el Dr. Pedro Luis Alejandre -médico radiólogo en la Clínica San Miguel- implica la disminución de la radiación “sin comprometer la calidad de la imagen”, convirtiendo este equipo en el único en Navarra que permite la posibilidad de reducir la dosis de radiación.

El nuevo mamógrafo permite la realización de mamografías sin rejilla antidifusora, lo que supone una disminución “significativa”, apunta el Dr. Alejandre, de la dosis de rayos X. La radiación difusa generada se elimina con un nuevo software y algoritmo de reconstrucción, optimizando la calidad de la imagen. A esto se suman características específicas del nuevo tubo de rayos X que incluyen diferentes combinaciones de selección de ánodo y filtro, así como el control automático de la exposición.

REDUCCIÓN DE LAS MOLESTIAS DE LA PRUEBA
El diseño ergonómico de este nuevo equipo dispone de una compresión mamaria optimizada para cada paciente con nivel máximo individualizado, lo que reduce considerablemente la incomodidad de la prueba.. “Desde que utilizamos el nuevo equipo con las pacientes, sí que hemos percibido que las mujeres han notado menos molestias durante la realización de la mamografía”, explica el Dr. Alejandre.

El mamógrafo, Siemens Inspiration Prime digital de campo completo, ofrece además la  posibilidad de realizar estudios de tomosíntesis, que consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama, permitiendo una mayor visibilidad de posibles lesiones en el pecho.

FUNCIONAMIENTO DE LA TOMOSÍNTESIS
El equipo efectúa una rotación de 50° y realiza un total de 25 proyecciones de la mama con muy baja dosis de radiación, mediante un movimiento isocéntrico del tubo de rayos X, describiendo un arco alrededor de la mama.

Esto conlleva la adquisición de imágenes múltiples en diversos ángulos. Posteriormente, realiza un procesado de alta definición, aplicando algoritmos de reconstrucción optimizados, y obteniendo imágenes de 1 mm de espesor que son estudiadas en monitores de alta resolución y archivadas digitalmente.

INCREMENTO DE LA TASA DE DETECCIÓN PRECOZ
Es conocida la falta de sensibilidad de la mamografía convencional en mamas densas, principalmente por la superposición de estructuras en una imagen bidimensional, de una estructura tridimensional como es la mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy importante, ya que supone un tratamiento menos invasivo y un pronóstico mejor. “Con la adición de la tomosíntesis a la mamografía convencional damos un paso adelante en este sentido, ya que ha demostrado ser una herramienta de ayuda en los procedimientos radiológicos diagnósticos en la detección precoz del cáncer de mama”, afirma el Dr. Alejandre, miembro del equipo de Radiodiagnóstico de Clínica San Miguel. Según especialistas en la materia, la tomosíntesis supone el mayor avance en el diagnóstico mamario desde el desarrollo de la resonancia magnética.

La tomosíntesis aumenta la seguridad en el diagnóstico, permitiendo separar unas estructuras de otras, reduciendo la superposición de tejidos especialmente en mamas densas, lo que delimita mejor las lesiones. Esto permite aumentar la sensibilidad del estudio con imágenes más claras, con “más contraste y mejor visualización de los márgenes, forma, tamaño y espiculaciones de las lesiones”, como indica el Dr. Pedro Luis Alejandre.

Todo ello tiene implicaciones prácticas para las pacientes, aumentando la tasa de detección de cánceres (especialmente los invasivos) hasta un 40%, respecto de una mamografía convencional.

Disminuye, asimismo, la tasa de rellamadas al paciente (30-40% menos), “evita controles de seguimiento a corto plazo, estudios complementarios innecesarios (incluso biopsias) y la ansiedad que ello añade a las pacientes”, apunta el médico.

En resumen, con esta nueva mamografía 3D de baja dosis se consigue un aumento de sensibilidad y especificidad de la prueba al eliminar la superposición de tejidos.Clínica San Miguel, nuestro centro de referencia en Pamplona, ha adquirido un nuevo mamógrafo Siemens Inspiration Prime, que reduce hasta en un 30% la dosis de rayos X que recibe la paciente durante la prueba. La tecnología con la que cuenta este equipo, como explica el Dr. Pedro Luis Alejandre -médico radiólogo en la Clínica San Miguel- implica la disminución de la radiación “sin comprometer la calidad de la imagen”, convirtiendo este equipo en el único en Navarra que permite la posibilidad de reducir la dosis de radiación.

El nuevo mamógrafo permite la realización de mamografías sin rejilla antidifusora, lo que supone una disminución “significativa”, apunta el Dr. Alejandre, de la dosis de rayos X. La radiación difusa generada se elimina con un nuevo software y algoritmo de reconstrucción, optimizando la calidad de la imagen. A esto se suman características específicas del nuevo tubo de rayos X que incluyen diferentes combinaciones de selección de ánodo y filtro, así como el control automático de la exposición.

REDUCCIÓN DE LAS MOLESTIAS DE LA PRUEBA
El diseño ergonómico de este nuevo equipo dispone de una compresión mamaria optimizada para cada paciente con nivel máximo individualizado, lo que reduce considerablemente la incomodidad de la prueba.. “Desde que utilizamos el nuevo equipo con las pacientes, sí que hemos percibido que las mujeres han notado menos molestias durante la realización de la mamografía”, explica el Dr. Alejandre.

El mamógrafo, Siemens Inspiration Prime digital de campo completo, ofrece además la  posibilidad de realizar estudios de tomosíntesis, que consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama, permitiendo una mayor visibilidad de posibles lesiones en el pecho.

FUNCIONAMIENTO DE LA TOMOSÍNTESIS
El equipo efectúa una rotación de 50° y realiza un total de 25 proyecciones de la mama con muy baja dosis de radiación, mediante un movimiento isocéntrico del tubo de rayos X, describiendo un arco alrededor de la mama.

Esto conlleva la adquisición de imágenes múltiples en diversos ángulos. Posteriormente, realiza un procesado de alta definición, aplicando algoritmos de reconstrucción optimizados, y obteniendo imágenes de 1 mm de espesor que son estudiadas en monitores de alta resolución y archivadas digitalmente.

INCREMENTO DE LA TASA DE DETECCIÓN PRECOZ
Es conocida la falta de sensibilidad de la mamografía convencional en mamas densas, principalmente por la superposición de estructuras en una imagen bidimensional, de una estructura tridimensional como es la mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy importante, ya que supone un tratamiento menos invasivo y un pronóstico mejor. “Con la adición de la tomosíntesis a la mamografía convencional damos un paso adelante en este sentido, ya que ha demostrado ser una herramienta de ayuda en los procedimientos radiológicos diagnósticos en la detección precoz del cáncer de mama”, afirma el Dr. Alejandre, miembro del equipo de Radiodiagnóstico de Clínica San Miguel. Según especialistas en la materia, la tomosíntesis supone el mayor avance en el diagnóstico mamario desde el desarrollo de la resonancia magnética.

La tomosíntesis aumenta la seguridad en el diagnóstico, permitiendo separar unas estructuras de otras, reduciendo la superposición de tejidos especialmente en mamas densas, lo que delimita mejor las lesiones. Esto permite aumentar la sensibilidad del estudio con imágenes más claras, con “más contraste y mejor visualización de los márgenes, forma, tamaño y espiculaciones de las lesiones”, como indica el Dr. Pedro Luis Alejandre.

Todo ello tiene implicaciones prácticas para las pacientes, aumentando la tasa de detección de cánceres (especialmente los invasivos) hasta un 40%, respecto de una mamografía convencional.

Disminuye, asimismo, la tasa de rellamadas al paciente (30-40% menos), “evita controles de seguimiento a corto plazo, estudios complementarios innecesarios (incluso biopsias) y la ansiedad que ello añade a las pacientes”, apunta el médico.

En resumen, con esta nueva mamografía 3D de baja dosis se consigue un aumento de sensibilidad y especificidad de la prueba al eliminar la superposición de tejidos.Clínica San Miguel, nuestro centro de referencia en Pamplona, ha adquirido un nuevo mamógrafo Siemens Inspiration Prime, que reduce hasta en un 30% la dosis de rayos X que recibe la paciente durante la prueba. La tecnología con la que cuenta este equipo, como explica el Dr. Pedro Luis Alejandre -médico radiólogo en la Clínica San Miguel- implica la disminución de la radiación “sin comprometer la calidad de la imagen”, convirtiendo este equipo en el único en Navarra que permite la posibilidad de reducir la dosis de radiación.

El nuevo mamógrafo permite la realización de mamografías sin rejilla antidifusora, lo que supone una disminución “significativa”, apunta el Dr. Alejandre, de la dosis de rayos X. La radiación difusa generada se elimina con un nuevo software y algoritmo de reconstrucción, optimizando la calidad de la imagen. A esto se suman características específicas del nuevo tubo de rayos X que incluyen diferentes combinaciones de selección de ánodo y filtro, así como el control automático de la exposición.

REDUCCIÓN DE LAS MOLESTIAS DE LA PRUEBA
El diseño ergonómico de este nuevo equipo dispone de una compresión mamaria optimizada para cada paciente con nivel máximo individualizado, lo que reduce considerablemente la incomodidad de la prueba.. “Desde que utilizamos el nuevo equipo con las pacientes, sí que hemos percibido que las mujeres han notado menos molestias durante la realización de la mamografía”, explica el Dr. Alejandre.

El mamógrafo, Siemens Inspiration Prime digital de campo completo, ofrece además la  posibilidad de realizar estudios de tomosíntesis, que consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama, permitiendo una mayor visibilidad de posibles lesiones en el pecho.

FUNCIONAMIENTO DE LA TOMOSÍNTESIS
El equipo efectúa una rotación de 50° y realiza un total de 25 proyecciones de la mama con muy baja dosis de radiación, mediante un movimiento isocéntrico del tubo de rayos X, describiendo un arco alrededor de la mama.

Esto conlleva la adquisición de imágenes múltiples en diversos ángulos. Posteriormente, realiza un procesado de alta definición, aplicando algoritmos de reconstrucción optimizados, y obteniendo imágenes de 1 mm de espesor que son estudiadas en monitores de alta resolución y archivadas digitalmente.

INCREMENTO DE LA TASA DE DETECCIÓN PRECOZ
Es conocida la falta de sensibilidad de la mamografía convencional en mamas densas, principalmente por la superposición de estructuras en una imagen bidimensional, de una estructura tridimensional como es la mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy importante, ya que supone un tratamiento menos invasivo y un pronóstico mejor. “Con la adición de la tomosíntesis a la mamografía convencional damos un paso adelante en este sentido, ya que ha demostrado ser una herramienta de ayuda en los procedimientos radiológicos diagnósticos en la detección precoz del cáncer de mama”, afirma el Dr. Alejandre, miembro del equipo de Radiodiagnóstico de Clínica San Miguel. Según especialistas en la materia, la tomosíntesis supone el mayor avance en el diagnóstico mamario desde el desarrollo de la resonancia magnética.

La tomosíntesis aumenta la seguridad en el diagnóstico, permitiendo separar unas estructuras de otras, reduciendo la superposición de tejidos especialmente en mamas densas, lo que delimita mejor las lesiones. Esto permite aumentar la sensibilidad del estudio con imágenes más claras, con “más contraste y mejor visualización de los márgenes, forma, tamaño y espiculaciones de las lesiones”, como indica el Dr. Pedro Luis Alejandre.

Todo ello tiene implicaciones prácticas para las pacientes, aumentando la tasa de detección de cánceres (especialmente los invasivos) hasta un 40%, respecto de una mamografía convencional.

Disminuye, asimismo, la tasa de rellamadas al paciente (30-40% menos), “evita controles de seguimiento a corto plazo, estudios complementarios innecesarios (incluso biopsias) y la ansiedad que ello añade a las pacientes”, apunta el médico.

En resumen, con esta nueva mamografía 3D de baja dosis se consigue un aumento de sensibilidad y especificidad de la prueba al eliminar la superposición de tejidos.

Compartir